El ABC del Agilismo en RRHH

Estamos atravesando un cambio de paradigmas, y el área de Talento no se puede quedar atrás. Si bien todavía una gran parte de las industrias tradicionales desconoce de qué trata el agilismo, esta nueva “ola” llegó para quedarse. ¿Quiénes serán los favorecidos? Aquellos que primero se incorporen a esta nueva manera de ser y hacer en las organizaciones. A continuación te brindaremos 5 consejos claves para ser un profesional de RRHH Ágil.

Comencemos por definir “agilismo”

Al pensar en “agilidad”, muchos profesionales consideran que ser ágil es sinónimo de implementar metodologías como KANBAN, Scrum, Design Thinking, entre otras. Lo primero que debemos saber, es que un colaborador puede ser ágil sin implementar ninguno de estos framework de trabajo. Ágil es sinónimo de Adaptable y Flexible, Rápido.

También se suele equiparar la agilidad al método Lean, sin embargo, Lean significa Eficiencia y reducción de desperdicios, en un contexto Kaizen de mejora contínua. 

Un mindset “agile”, por el contrario, implica acomodarse a un contexto con requerimientos cambiantes, entregar valor de manera incremental e iterativa, con períodos cortos de delivery y feedback.

El rol de RRHH

Entonces, ¿cuál es el rol de RRHH ágil? Podríamos definir la gestión ágil del talento como un modelo de gestión que se basa en el espíritu del Manifiesto Ágil, para ofrecer de forma adaptativa la solución adecuada en el momento adecuado. Este “mindset” o modelo mental implica tomar contacto con el entorno, descubrir cuáles son las necesidades de nuestros colaboradores, e implementar soluciones centradas en las personas. La noción de “el momento adecuado” nos recuerda que en agilidad, llegar a tiempo es mejor que llegar con la MEJOR solución.

Sin embargo, la clave es comenzar por el mindset. Todos los comportamientos y prácticas ágiles que implementes sin un Mindset agile que lo respalde, serán “Fake agile”. Es decir, serán los mismos procesos habituales, pero disfrazadas de agilismo. Para ejemplificar, podemos ver esta pirámide ágil propuesta por la profesora Lena Ross (UK).

Te compartimos nuestras recomendaciones para ser un profesional ágil de RRHH

  1. Utiliza indicadores clave (y muestra los resultados):

Otro hábito saludable que fomenta el agilismo en las áreas de talento es utilizar indicadores clave de rendimiento. Sea un área unipersonal o con sub departamentos, Recursos Humanos ágil se propone tomar decisiones basadas en datos, o como se dice en inglés, “data-driven”. Cuando logramos esto en HR, tenemos mayor alcance con nuestras propuestas (y también mayor respaldo de la Dirección de la empresa).

Si todavía no tienes tus propios indicadores de gestión, recuerda comenzar por aquellos que están vinculados con el propósito y los objetivos estratégicos de la compañía, y preguntándote cómo HR aporta a los mismos. Sin embargo, algunos indicadores que toda área de talento ágil debe medir son:

  • E-NPS: Es el Employee Net Promoter Score, medido por la probabilidad de que un colaborador recomiende la empresa como lugar para trabajar.
  • HR-Effort: Es un indicador que muestra la percepción del colaborador sobre el esfuerzo que realiza la compañía por brindar una buena experiencia. 
  • Sentimiento predominante: Busca relevar de forma general cuál es el sentimiento que predomina en la plantilla de colaboradores en un momento determinado o vinculado a un proceso específico.

  1. Diseña experiencias centradas en el colaborador:

Uno de los principios del agilismo es el foco en las personas. En la economía de las experiencias, la denominada Employee Experience (o Experiencia del empleado en español) cobra vital importancia. Diseñar políticas de RRHH con foco en las experiencias implica:

  • Conocer a tu cliente interno: ¿cómo está compuesta la plantilla de personal? ¿qué características comparten? ¿puedes agruparlos bajo distintos arquetipos? Claramente no es lo mismo un gerente con 10 años de antigüedad, que el equipo de practicantes que está en su primera experiencia laboral.
  • Empatiza: Utilizando mapas de empatía, puedes conocer cuáles son los deseos, preocupaciones, y esfuerzos que realiza cada uno de tus públicos.
  • Desarrolla: Las experiencias diseñadas con foco en el cliente interno tienen mayor impacto en su performance y, por supuesto, en su compromiso organizacional. Desde el proceso de selección, pasando por el desarrollo y los incentivos, hasta la salida del colaborador de la empresa, son puntos de contacto entre la compañía y el colaborador que pueden ser un “gain” si todo sale bien, o un “pain” si la expectativa del trabajador no se condice con la realidad de la empresa.

Conocer, empatizar y diseñar experiencias es clave al momento de pensar en organizaciones ágiles y centradas en las personas. Si quieres, puedes leer más en esta nota de Consultora Gestal.

  1. Fomenta nuevos estilos de trabajo en equipo:

A nivel de prácticas y conductas, el mindset ágil nos invita a generar nuevos equipos de trabajo: ya no en “silos” o por área, como la administración clásica lo indica, sino inter disciplinares y auto organizados. Según investigaciones resultantes del proyecto Aristóteles de Google, los equipos que pueden definir de qué manera lograrán los objetivos tienen un engagement mayor con su trabajo. Además, los equipos auto organizados promueven la auto asignación de tareas, en vez de un sistema “push” donde la distribución del trabajo depende del líder.

A la hora de implementar equipos auto organizados, el marco de trabajo SCRUM es uno de los más utilizados en las organizaciones. No sólo por su adaptabilidad, sino también por su capacidad de escalar a grandes niveles. Te invito a que explores en nuestro workshop cuáles son los roles clave y de qué manera SCRUM promueve los equipos auto organizados con sus Eventos y Artefactos.

  1. Conoce de metodologías y herramientas nuevas:

Investigaciones recientes demuestran que el rol principal de las áreas de talento ágil es convertirse en referentes y ejemplificadores del mindset ágil. Esto implica estar en permanente estado de aprendizaje. Sólo por mencionar algunas de las skills que un experto ágil necesita tener, podemos mencionar:

  • A nivel de negocio: Gestión del cambio, KPIs, OKR (objective key results), Business Engagement, Diseño organizacional, Project Management.
  • Cultura y comportamiento: Inteligencia Emocional, Pensamiento estratégico, Análisis y resolución de problemas, Facilitación, Networking.
  • A nivel de tendencias emergentes: Design Thinking, Google Design Sprint, Agile mindset, Scrum, Kanban y Neurociencias.

  1. Introduce la Seguridad Psicológica a la mesa chica:

La seguridad Psicológica es uno de los factores clave en los equipos de alto rendimiento. Consiste en generar un entorno donde se aceptan los errores como parte del proceso de aprendizaje. Si bien es fácil comprender el concepto y cómo impacta positivamente en los equipos ágiles, su implementación es muy costosa. A menudo las organizaciones están regidas bajo mecanismos de eficacia que no favorecen la inversión de tiempo en fallar y aprender. De hecho, esa mentalidad de “aprender haciendo”, es una de las cualidades que las grandes compañías echan de menos cuando dejan de ser una startup.

¿Cómo favorecer la seguridad psicológica?

  • Generar espacios de juego y creatividad para resolver problemáticas
  • Utilizar marcos de trabajo como Design Thinking y Design Sprint, donde se valoran por igual los aportes de todos los integrantes del equipo a la hora de resolver un problema.
  • Concientizar a los líderes sobre el impacto de sus palabras y acciones sobre la seguridad psicológica del equipo de trabajo.
  • Fomentar que los equipos se mantengan en su Zona de Aprendizaje, para que puedan cometer errores sin ser señalados por sus pares, pero también con cierta tensión por el alto rendimiento.

Si llegaste hasta aquí, estoy convencido de que te interesa muchísimo implementar estas habilidades en tu equipo de trabajo. Si es así, puedes inscribirte en nuestro Workshop de Metodologías ágiles para RRHH, donde abordaremos cada uno de estos temas desde perspectivas 100% prácticas. Te llevarás herramientas de diagnóstico personal y organizacional para evaluar el estadío de implementación de metodologías ágiles en tu espacio de trabajo.

Recuerda que el Mindset ágil es el principal condimento para generar un espacio de trabajo donde las metodologías ágiles puedan echar raíz y crecer. Si necesitas ayuda con su implementación, ¡no olvides escribirnos! Nuestro equipo estará listo para acompañarte en el proceso de transformación ágil.

Artículos Relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seleccioná tu moneda